julio 07, 2005

olor a manzana
inunda el espacio
cerca ya
tu cadera, altura justa
pocesionada
muevo la boca
No lo evito
avalancha de
mermelada blanca
-esencia a fruta-
se derrama
entre mis pechos

4 Comments:

Blogger David Moreno said...

Erótico...interesante :)

Saludos

julio 08, 2005 6:01 a. m.  
Blogger Gerardo said...

Muy chingón. Te contesto con este poema similarmente creado por el deseo. Se llama 'Trance'. Ojalá que no se pierdan los cambios de verso. Un besote desde Mérida.

"Eres tú.

Y tu mano leve que esconde fuerza de años.
Tu mano tibia que inflama horizontes como ojos antropófagos.
Tu mano en mi mano, sudando en silencio.
Y mis ojos son los tuyos,
Devorándose,
Estrujándose,
Bebiéndose como beben el mundo los ojos de un niño.
Me embriago de ellos.
Tu silencio da forma a mi voz.
Pero las palabras que no digo me traspasan de anhelos y de verdades.
Mis labios se pierden en el sendero apocalíptico de tu cuello.
Ante mis manos te transformas en sentido,
En luz sónica,
En humo aterciopelado que me envuelve
Y me rescata de mí mismo,
Mientras tu nombre camina en el aire como un gato que despierta".

julio 08, 2005 10:47 a. m.  
Blogger Gerardo said...

También encontré esta que pega más con la última palabra del último verso de tu poema. Estaría bien hacer una cadena de poemas usando palabras o versos del poema anterior. Este se llama 'Confesión I'.

"Mis dominios son la noche y tus pechos
La soledad y el jazz
La dulce ebriedad, el viaje interno
La felicidad de encontrar un destino".

julio 08, 2005 10:53 a. m.  
Blogger David Santa Cruz said...

Aunque demasiado directa la metáfora, no cae en lo grotesco, me agrada...

julio 11, 2005 10:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home