enero 11, 2007

aquel roce
( que por mucho no fue nada)
la lluvia
cucarachas

la rutina
trabajo
las botas lustradas
el parche adherido
cuatro puntadas
el verbo, adjetivo
los artículos reiterativos


aún

extraño la nada

7 Comments:

Blogger Antonio said...

me gusta el ritmo... son como espirales... o algo asi... por que nos castiga sin postear...?

enero 12, 2007 7:24 p. m.  
Blogger Pater Noster said...

¿cómo extrañar la nada?

Nunca he estado en la nada, siempre hay algo, en residuo, pero algo de alucinógeno, algo de pesadumbre, algo de euforia, algo de placer...

siempre algo...

enero 15, 2007 3:49 p. m.  
Blogger gíbran resendíz said...

fácil, la nada es sencilla: voltea a ver tus manos.

Hola luts!

enero 15, 2007 5:10 p. m.  
Blogger Joe said...

Más facil aún, la nada es eso, nada (como se puede extrañar? o sera la nada del neverending story? o Nada el bastardo de Zillah?)

enero 16, 2007 7:56 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La nada de la que hablas es muy personal. Buscala entre la transparencia de tus ojos.

enero 16, 2007 8:22 a. m.  
Blogger Jehú said...

Extrañar la nada es otra forma de corporeizarla, de hacerla presente y divorciarla de sí misma para que sea Algo, para que deje de ser Nada.
Las cuatro últimas líneas me parece que sostienen todo el poema; ese espacio que aisla el aún es muy efectivo.

Saludos, Luxia.

enero 24, 2007 10:36 a. m.  
Blogger EL GATO AZUL EN TIJUANA said...

Yo solo se que no se nada ... vale ese tipo de nada?...

enero 28, 2007 8:40 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home